Economía

Diferencia entre Bruto y Neto

A veces oímos hablar de los términos bruto y neto, cuando hablamos de salarios, analizamos las cuentas de resultados de un balance o cuando los políticos hablan de datos macroeconómicos.

El bruto y el neto miden la misma magnitud, pero son diferentes conceptos y hay que saber distinguirlos para que no haya ninguna confusión. Los dos conceptos son expresiones cuantitativas utilizadas para el cálculo de magnitudes económicas.

La diferencia entre bruto y neto que debemos tener clara es que una cantidad neta es la cantidad final que queda después de haber realizado algún cambio a la cantidad bruta, generalmente consistente en descontar los gastos también denominados costes. Así, podemos decir que:

Neto = Bruto – Gastos o costes

De forma independiente podríamos definir bruto como la cantidad total resultado de alguna actividad, como por ejemplo el salario bruto, las ventas brutas o el producto interior bruto. El neto en cambio, es la cuantía final que queda como resultado de haberle aplicado un descuento a algo bruto, de los anteriores ejemplos nos quedaría el salario neto, las ventas netas y el producto interior neto.

Vamos a ver los casos más comunes donde se utilizan expresiones brutas y netas.

Salario bruto y salario neto

Para comprender la estructura de una nómina es esencial conocer la diferencia entre los conceptos de salario bruto y salario neto. Sobre todo a la hora de negociar nuestro salario y calcular cuánto dinero vamos a cobrar a final de mes.

El salario neto o líquido es la cuantía monetaria que percibimos como trabajadoras, es decir, el dinero que recibimos en nuestra cuenta una vez descontados los impuestos y las cotizaciones a la Seguridad Social. El salario bruto en cambio, es la cuantía total antes de que se apliquen esas retenciones.

Salario neto = Salario bruto – Impuestos – Seguridad Social

En la cuenta de resultados de una empresa

Cuando analizamos la cuenta de resultados de una empresa también nos encontramos con los términos bruto y neto.

Un ejemplo es el beneficio bruto y el beneficio neto. El beneficio bruto es simplemente el resultado de restar a las ventas totales el coste de esas ventas, mientras que al beneficio neto, además de los costes de las ventas también se le restan los impuestos, los intereses, la depreciación y los gastos generales de la empresa. Por lo tanto la relación entre el beneficio bruto y el beneficio neto es la siguiente:

Beneficio neto = beneficio bruto – impuestos – intereses – depreciación – gastos generales

En el caso del margen bruto y el margen neto ocurre exactamente lo mismo, dado que el margen bruto es el beneficio bruto dividido entre las ventas y el margen neto es el beneficio neto dividido también entre las ventas. El margen neto será igual al margen bruto descontando los impuestos, los intereses, la depreciación y los gastos generales de la empresa. El margen se utiliza para conocer el porcentaje de beneficio que tenemos de cada producto o servicio que hemos vendido.

Otro ejemplo serían las ventas netas, que son el resultado de restar las devoluciones, bonificaciones, rebajas y descuentos a las ventas brutas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *